Las ruedas sin aire, ¿nos venden aire o humo?

Michelin trabaja desde hace años en un neumático ecológico y antipinchazos. Desde que la compañía surcoreana Hankook presentara el prototipo de rueda sin aire iFlex en 2013, cada vez son más las compañías que trabajan en este tipo de compuesto. Entre ellas destaca Michelin, que apenas un año después presentaba el X Tweel, un neumático que destacaba por sus radios deformables de poliuretano.

Cinco años más tarde, y después de dar a conocer otros prototipos de estas características como Vision, Michelín ha presentado ‘Uptis’ (‘Sistema Único de Neumáticos a Prueba de Pinchazos’). Un nuevo neumático, que llegará al mercado en 2024, que no requiere de aire comprimido, conectable con otros sitemas de vehículo, imprimible en 3D, de gran duración y que cambia por completo de forma al no necesitar llantas.

Objetivo 2024

Unas características que le otorgan un gran número de beneficios respecto al neumático tradicional. Entre otras cosas, Uptis elimina el riesgo de pinchazos, reduce la cantidad de materiales y energía para producirlos y aumenta su durabilidad. Por lo tanto, se trata de un compuesto mucho más fácil de producir que, además, contribuye a preservar el medioambiente.

Según ha dado a conocer la compañía, este tipo de neumático comenzará a ser probado en coches reales a finales de este año. Todo ello a través de una flota de Chevrolet Bolt EV, que se encargará la encargada de probar la eficacia de este nuevo neumático. De esta manera, la empresa francesa aspira a demostrar la fiabilidad de su producto para posteriormente lanzarlo al mercado. Sin embargo, todavía tendremos que esperar varios años por él.

Pero que nos tratan de vender, se ha reinventado la rueda, se habla de las ventajas de estos neumáticos, pero la realidad es otra,  la Tweel tiene varios defectos (aparte del nombre). Lo peor es la vibración. Por encima de 80 km/h, el Tweel vibra considerablemente.  Eso en sí mismo podría no ser un problema, pero causa otras dos cosas: el ruido y el calor. Una Tweel en movimiento rápido es desagradablemente ruidosa [Fuente: CBS News ]. La conducción a larga distancia a altas velocidades genera más calor del que desearían los ingenieros de Michelin.

Otro problema involucra a la industria del neumático. Hacer Tweels es un proceso bastante diferente que hacer una llanta neumática. La mera escala de los cambios que deberían realizarse en numerosas fábricas, sin mencionar el equipo de montaje y balanceo de llantas en miles de talleres de reparación de automóviles, representa un obstáculo significativo (aunque no insuperable) para la amplia adopción de llantas sin aire.

Por lo que nos plantea una duda, nos sera rentable adoptar este tipo de rueda en nuestros vehículos,   pero a donde va la industria del automóvil, lo que nos queda claro es que tendremos que esperar a ver por donde sale todo esto y poder ver de primera mano este tipo de neumático.